¿Todas las grasas son perjudiciales para la salud?

Las grasas son nutrientes esenciales imprescindibles para el cuerpo humano, que extrae parte de su energía de las calorías que las componen. Además de proporcionarnos energía, las grasas también son imprescindibles para mantener sanos la piel y el cabello, ayudan a absorber las vitaminas liposolubles (A, E, D, K) y aíslan el cuerpo para mantenerlo caliente, entre muchas otras funciones.

 

Diferentes tipos de grasas

Los diferentes tipos de grasas varían en su composición química y en los efectos que producen en el organismo. Eso sí, todas las grasas se componen de ácidos grasos saturados e insaturados, y dependiendo de la cantidad que contengan de cada uno de estos ácidos se denominarán: saturadas o insaturadas

 

Grasas saturadas

grasas saturadasSe encuentran en productos lácteos de origen animal. Algunos ejemplos de alimentos con grasas saturadas son: mantequilla, queso, helados, carnes de cerdo y ternera, embutidos, etc.

Otra forma de diferenciar estas grasas, es que cuando están a temperatura ambiente se solidifican.

Estas grasas son las responsables de la mala fama que tienen las grasas en general, ya que consumidas habitualmente o en grandes cantidades, como ocurre típicamente en la dieta occidental, provocan un aumento del colesterol malo (LDL). Cuando hay un exceso de LDL en la sangre este se acumula en las arterias y puede llegar a obstruirlas provocando ictus, enfermedades coronarias o infartos.

Dentro de las grasas saturadas, las más perjudiciales y que deberíamos eliminar de nuestra alimentación son las grasas trans, grasas vegetales que se han convertido en saturadas gracias a un proceso industrial de hidrogenación.

Las grasas trans contienen gran cantidad de ácidos grasos saturados, y están presentes por ejemplo, en el aceite de palma con el que se elabora toda la bollería industrial y muchos aperitivos y productos envasados.

Los médicos recomiendan que las grasas saturadas no supongan más del 10% de las calorías diarias de la dieta, y en la medida de lo posible eliminar las grasas trans.

 

Grasas insaturadas

grasas insaturadasSon grasas que a temperatura ambiente se muestran líquidas.

La fuente más habitual de grasas insaturadas son los aceites vegetales, que a su vez se dividen en dos tipos.

  • Los aceites compuestos por grasas monoinsaturadas como el de oliva o el de cacahuete.
  • Los aceites compuestos por grasas poliinsaturadas, como las que componen el aceite de maíz, de soja o de girasol.

Estas grasas insaturadas también se encuentran en frutos secos como las nueces y las almendras, y en semillas como las de lino, girasol o sésamo.

Dentro de las grasas insaturadas las más sanas, recomendables y que no pueden faltar en nuestra dieta diaria son la poliinsaturadas, que sirven para regular procesos metabólicos de los diferentes sistemas del cuerpo. Dentro de esta categoría están alimentos que contienen altas cantidades de ácidos Omega 3 y Omega 6.

Como has visto, el consumo de grasas no es malo en sí mismo, e incluso es imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Pero es muy importante que seas consciente de qué tipo de grasas consumes y en qué cantidad. Seguir una dieta mediterránea te ayudará a conseguirlo.

¡Compártelo!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ver botones
Ocultar botones