¿Qué es la dieta paleo?

Dieta Paleo, una solución antigua para un problema moderno

dieta paleoLa obesidad, el sobrepeso, la hipertensión, la diabetes y todas las enfermedades derivadas de estas condiciones son una epidemia a nivel mundial. Se estima que en algunos países industrializados hasta 7 de cada 10 individuos tiene algún grado de sobrepeso pero … ¿cómo puede esto ser posible con los avances de la medicina moderna?

Pues bien, en los últimos 100 años, particularmente luego de la revolución industrial y la explosión demográfica subsecuente, los seres humanos hemos cambiado sustancialmente nuestra forma de comer. Así los hábitos que nos habían acompañado durante al menos 2000 años fueron modificados abruptamente dando lugar a enfermedades derivadas de la incapacidad de nuestro organismo de “evolucionar” tan rápido como lo hizo nuestra dieta.

No es por tanto inesperado que múltiples estudios científicos establezcan la fuerte asociación entre el tipo de alimentación y el sobrepeso, de allí que resulte imperante un cambio en los hábitos de nutrición y en este sentido volver sobre nuestros pasos será una decisión sabia.

 

¿Cómo comían nuestros ancestros?

El nombre de dieta paleo hace referencia a la dieta del hombre paleolítico. La cual con ciertos cambios menores se mantuvo casi idéntica hasta la edad moderna, es decir, los hábitos alimenticios fueron evolucionando progresiva y paulatinamente, al mismo ritmo que lo hacía el cuerpo humano y su capacidad de digerir distintos alimentos.

dieta paleoEsto quiere decir que la dieta paleo significa dar un paso atrás y comenzar a comer como se comía hace algunos siglos, eliminando los hábitos y alimentos que lejos de ser beneficiosos para la salud … la arruinan.

Imaginemos a nuestros antepasados hace 2500 o 3000 años, ellos no iban al super, tampoco tenían servicio a domicilio, mucho menos bebidas instantáneas que requieren un mínimo esfuerzo para su preparación y aportan las calorías que necesitamos en un día concentradas en un solo vaso. Por el contrario, el hombre antes de la modernidad debía invertir muchas horas en conseguir y preparar sus alimentos.

Se estima que por cada 1000 calorías que consumían debían invertir en torno a 800 para conseguir el alimento y procesarlo.

 

No es de extrañar que nuestros antepasados debido a la dieta paleo y la gran actividad física fueran esbeltos y atléticos.

Nuestros más antiguos predecesores eran cazadores y recolectores, es decir, comían los frutos que conseguían en el área donde vivían y cazaban alguno que otro animal para poder alimentarse.

Su sistema digestivo se adaptó exitosamente al consumo de frutas y vegetales así como a las proteínas de origen animal. Cuando los recursos del área se agotaban simplemente se movían a otra área y allí se repetía el ciclo. Esto significó que nuestra vía digestiva se adaptó a procesar gran variedad de frutas y vegetales mientras la carne era un complemento que aparecía en mayor o menor proporción según la zona y la época del año.

dieta paleoCon el devenir del tiempo los humanos pasaron de nómadas a sedentarios, particularmente con el advenimiento de la agricultura y la domesticación de los cultivos así como de los animales. Esto nos brindó una provisión más estable de alimentos pero estos seguían siendo los mismos de la dieta paleo: frutas, vegetales y carnes (tanto de aves como de algunos mamíferos y pescados).

Ahora ya no había que recorrer largas distancias para lograr alimentarse ni invertir tanto esfuerzo en conseguir comida. El tiempo extra y la energía excedente permitieron el desarrollo de civilizaciones basadas en el “sudor de los hombres” así que con una dieta basada en vegetales y proteínas, más mucho esfuerzo físico nuestros antepasados “menos primitivos” seguían siendo esbeltos.

 

Alimentación y Modernidad

dieta paleoEl sistema de dieta paleo (sin ser formalmente así reconocido) se mantuvo casi invariable hasta el siglo XIX. A partir de allí con los avances en refrigeración, tecnología de la alimentación, enlatados, procesados y un sin fin de cambios realizados a los alimentos, la comida comenzó a estar disponible prácticamente sin esfuerzo, en porciones cada vez mayores y con una concentración calórica muy superior al alimento natural. En gran medida debido a la adición de azúcar refinada y grasas para mejorar el sabor y hacerlas más atractivas.

Al alejarse de la dieta paleo el hombre moderno comenzó a enfermarse; si antes por cada 1000 calorías consumidas se gastaban 800, ahora en nuestro mundo de sillas, oficinas y comida empacada, por cada 2000 calorías no se gastan ni 100.

Todo ese exceso de energía ya no da paso a civilizaciones avanzadas sino a un aumento de la grasa corporal (que es la forma que tiene nuestro cuerpo de almacenar energía) y en pocas décadas la obesidad se convirtió en una epidemia que afecta a una importante proporción de la humanidad.

 

Dieta Paleo, la solución antigua a un problema moderno

dieta paleoPara alivio de muchos, los investigadores han descubierto luego de un arduo trabajo que con sólo cambiar nuestros hábitos alimenticios podemos revertir esta epidemia.

Es muy simple: NADA DE ALIMENTOS PROCESADOS. Mientras más máquinas y químicos están involucrados en la fabricación de un alimento PEOR es este para la salud.

En su lugar debemos optar por productos orgánicos. La base de la dieta paleo es 80% verduras y frutas (tanto frescas como frutos secos) acompañadas de proteínas (de animales criados en libertad preferentemente); el 20% restante puede estar constituido por cereales, huevos y lácteos que si bien no son 100% paleo, en pequeñas proporciones aportan nutrientes importantes a la dieta y no hacen daño.

Sin duda alguna azúcar refinada, gaseosas y comidas rápidas quedan fuera de la lista de compras.

¿Estás preparado para dar un paso atrás y comer como el hombre primitivo para disfrutar por más tiempo del mundo moderno?

¡Compártelo!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ver botones
Ocultar botones